Cucaracha Gigante de Madagascar (Gromphadorhina portentosa)

Cucaracha Gigante de Madagascar (Gromphadorhina portentosa)

Ficha Cucaracha Gigante de Madagascar (Gromphadorhina portentosa)

Taxonomía:

  • Reino: Animalia
  • Filo: Arthropoda
  • Clase: Insecta
  • Orden: Blattodea
  • Familia: Blaberidae
  • Género: Gromphadorhina
  • Especie: Gromphadorhina portentosa (Schaum, 1853)
  • Nombres comunes de la especie: Cucaracha gigante de Madagascar, cucaracha gigante y cucaracha silbadora.

Datos generales de la especie:

La Cucaracha gigante de Madagascar es una de las mayores cucarachas del planeta, llegando a alcanzar cerca de los 8 cm de longitud en su estado adulto. Naturales de la Isla de Madagascar son populares a nivel mundial por su uso como mascotas y alimento vivo.

Carecen de alas pero son excelentes trepadoras, pudiendo andar incluso boca abajo sobre superficies lisas, cosa que tendremos en cuenta a la hora de cuidarlas.

Existe dimorfismo sexual, aunque el tamaño es similar en ambos sexos. Los machos presentan antenas más gruesas y peludas, además de dos protuberancias a modo de cuernos en el pronoto (cabeza) que usan durante en cortejo en peleas con otros machos.

Pueden presentar una larga vida en cautividad llegando a alcanzar hasta los 5 años de edad en condiciones óptimas.

Esta especie es una de las pocas capaces de realizar sonido al forzar la salida de aire por las aberturas respiratorias (espiráculos), mientras el resto de insectos lo hacen por la fricción de diferentes partes de su cuerpo. Este fenómeno es el que les ha dado el apodo Cucaracha Silbadora. Existen dos tipos de silbidos o siseos, el de alboroto que lo pueden realizar todos los ejemplares desde el cuarto estadio de desarrollo y el de lucha común entre los machos adultos al realizar sus enfrentamientos.

Es común que presenten el ácaro comensal Gromphadorholaelaps schaeferi viviendo sobre su cuerpo. Este no les hace ningún daño, de hecho comparte alimentos y en algunos casos limpian el cuerpo de nuestras cucarachas.

Mascotas

Es una de las cucarachas más usadas como mascota a nivel mundial, su carácter tranquilo, gran tamaño y larga vida, lo hacen muy interesante como animal de compañía para los amantes de las mascotas exóticas.

Para ellos sólo necesitamos un terrario, adaptado según la cantidad de ejemplares que tengamos, sustrato de fibra de coco o similar como suelo y ramas, rocas o piedras desinfectadas como decoración, que al mismo tiempo servirán como refugio para nuestros animales.

Añadiremos una correcta alimentación sobre un recipiente cerámico o similar y agua con un bebedero a aves adaptado. Intentaremos camuflarlos entre la decoración.

Ciclo vital

Es un insecto hemimetábolo, es decir, los juveniles y los adultos son prácticamente iguales con pequeñas diferencias.

La gestación de los huevos dura 2 meses y se produce en el interior de la hembra (ovovivípara). Los juveniles nacen y se desarrollan durante 6 meses, momento en el que llegan a su estado adulto.

Desde este momento pueden comenzar a reproducirse, llegando a alcanzar los 5 años de edad.

Alimentación

Es un animal omnívoro con clara preferencia por las frutas y verduras dulces. Debemos suministrarle de forma periódica comida para insectos omnívoros y frutas-verduras. En caso de querer realizar nuestra propia comida podemos realizarla nosotros mismos con una mezcla de salvado, pienso para pollitos o gallinas ponedoras y croquetas de gato, todo ello finamente molido y seco.

Algunas de las frutas y verduras que podemos usar son: zanahoria, manzana, naranja, calabacín, patata, pepino o lechuga entre otras muchas.

Revisaremos de forma periódica la comida para retirar todo lo que se encuentre en mal estado.

Temperatura, humedad y luz

  • Temperatura óptima 27ºC. Rango 23-32ºC.
  • Humedad superior al 50%
  • Presentan fotofobia siendo más activos de noche y prefiriendo lugares con luz indirecta o casi nula. De cualquier manera no podemos mantenerlos en total oscuridad dado que pueden llegar a estresarse.

Recipiente de cría

Podemos usar terrarios o cajas pongo todo de plástico, cuyo tamaño adaptaremos según el número de ejemplares que tengamos. Prepararemos el habitáculo con una cama de sustrato de fibra de coco, aserrín o vermiculita, añadiremos hueveras en vertical para aumentar la superficie, un bebedero de aves adaptado y un pequeño cuenco donde pondremos la comida.

En caso de decidirnos por las cajas pongo todo abriremos con ayuda de un cuter caliente dos pequeñas ventanas en los laterales que sellaremos con una rejilla metálica y silicona. Esto nos servirá proporcionar la ventilación necesaria.

La limpieza del recipiente es bastante sencillo, sólo tenemos cambiar el sustrato y cambiar las hueveras cuando las veamos sucias.

Fugas

El riesgo de fuga es mínimo aunque son buenas trepadoras. Los juveniles son los únicos que pueden suponer un problema y escaparse por la unión entre la tapa y la caja o por los respiraderos del terrario si son muy grandes. Para evitar esto pondremos vaselina en el borde de la caja, o en el caso de los respiraderos, pondremos rejilla metálica.

No existe riesgo de plagas en casa, los ejemplares escapados suelen morir al poco de escaparse.

Reproducción

Son animales ovovivíparos. Cuando los ejemplares son adultos, sobre los 6 meses de edad, pueden empezar a reproducirse. Las hembras muestran la ootecas (paquete de huevos) que son fecundadas por el macho y vuelven a introducirlas dentro del cuerpo donde se producirá la incubación.

Pasados 2 meses eclosionan de 20 a 60 crías por ooteca, que serán completamente independientes desde su nacimiento y no necesitan ningún cuidado especial.

Teniendo en cuenta el periodo «post-parto» y la gestación, podemos estimar unos 3 meses entre reproducción y reproducción de la misma hembra.

Características como alimento vivo

Su gran tamaño, elevada proporción de proteína y grasa las hace idóneas para la recuperación de ejemplares o como suplemento alimenticio durante periodos de estrés como la gestación. No son recomendables para su uso como alimento base debido a su porcentaje de grasas.

Proporción de peso seco:

  • Proteínas: 74%
  • Lípidos: 14%
  • Fibra: 15%
  • Quitina: 4%
Cucaracha Gigante de Madagascar (Gromphadorhina portentosa)

Cucaracha Gigante de Madagascar (Gromphadorhina portentosa)